sábado, 21 de marzo de 2015

TODO PEQUEÑO CONTRIBUYENTE DEBE SABER:

Cuando  una persona se inscribe como pequeño contribuyente y decide llevar por si misma su registro y hacer su declaración  sin ser un contador preparado para ello,  puede cometer  errores  que a la larga pueden salirle  más caro que si le estuviera pagando a un profesional para hacerlo; esto es en  cuanto a multas y recargos ya sea por no haber presentado a tiempo su declaración, por omitir datos o por llevar en forma incorrecta sus registros.

Aunado a esto, puede encontrarse por desconocimiento con situaciones embarazosas que pueden dar como resultado el bloqueo de su NIT  o un cierre temporal del negocio en el peor de los casos.   Por lo anterior expuesto se recomienda siempre auxiliarse de un profesional en el ramo que le haga su declaración y lleve sus registros correctamente así como le  asesore en cada una de las operaciones del negocio  y tenga  rentabilidad.